martes, noviembre 07, 2006

Impotencia diaria...
.

Culpo al destino que me permitió hallarte, lo maldigo porque también decidió llevarte, no se que es mejor, si nunca haberte conocido y no haber podido amarte, aunque fuera un instante, o haberte amado y ahora estar llorando lágrimas de sangre.
.
.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home